Casa Bethona, considerada patrimonio histórico, es una encantadora casa de origen judío con más de 500 años de historia.

La casa está situada en una de las calles más peculiares e históricas del pueblo, posiblemente donde estuvo situada la aljama judía, y cuyo nombre da honor al coronel Golfín que luchó contra la invasión napoleónica. De ahí que su última reforma date de 1808, coincidiendo con la quema de la villa por las tropas francesas.

Actualmente Casa Bethona ha sido acondicionada con todas las comodidades necesarias (calefacción, aire acondicionado, conexión a Internet, etc…) respetando su aspecto tradicional para convertirla en un alojamiento rural de calidad.

Casa Bethona posee 5 apartamentos rurales independientes con habitaciones dobles, sala de estar, cocina y baño propio. Además, en su interior, se puede disfrutar de unas maravillosas zonas comunes: una bodega-biblioteca, el patio, un amplio jardín y un huerto.

Casa Bethona brinda una oportunidad única de vivir una experiencia inolvidable con toda su autenticidad.